¿Qué públicos hay que tener en cuenta en comunicación institucional?

publicos

Los públicos son una pieza clave a la hora de diseñar el plan de comunicación de toda institución, ya sea pública o política.

En el caso de la comunicación institucional se tiende al error de considerar exclusivamente a dos públicos y, encima, uno por encima del otro: los medios de comunicación y los ciudadanos a los que se llega principalmente a través de los primeros.

Los tiempos han cambiado y las administraciones tienen que darse cuenta de que los medios a la hora de planificar la comunicación no son el único target prioritario al que tienen que prestar sus mayores esfuerzos.

La prensa, la radio y la televisión siguen siendo importantes, eso no se puede dudar, pero no son los únicos actores a los que hay que prestar atención en estos momentos.

Con el progreso de lo digital hay que crear canales directos con la ciudadanía como la página web, las redes sociales o app. La sociedad ya no solo demanda información a través de los medios de comunicación, sino que también requiere de una interacción directa con la institución.

Los medios seguirán siendo claves pero hay que tener contemplados canales y herramientas directos para los ciudadanos que apuestan por una relación bidireccional con la administración.

En este punto, una vez apuntados los dos primeros públicos, no se puede olvidar otro target clave que normalmente se olvida o directamente se ignora: el interno.

La comunicación interna puede llegar a ser una poderosa arma para conseguir el éxito en una administración. Por un doble motivo, ya que si hay buenas herramientas de relación con los empleados, estos, por un lado, van a valorar más la gestión del gobierno y, por otro, van a prestar un mejor servicio a la ciudadanía.

Contar con unos trabajadores motivados es esencial y no solo en el aspecto económico, también en otros planos menos materiales.

Esto es un aspecto que todo gobierno debe tener muy en cuenta para ofrecer un mejor servicio a la sociedad y, claro está, para mantener el poder.

En conclusión, a la hora de establecer un plan de comunicación institucional es imprescindible tener en cuenta estos tres públicos prioritariamente: Medios, ciudadanos y empleados, aunque no necesariamente por ese orden.

Juan Carlos Calderón

Libros.com comienza el proceso para publicar Política en Serie

política en serie libro 3DEl libro Política en serie, en el que participo como coautor, ha conseguido 312 apoyos, la tercera publicación que más mecenas suma en la historia de la editorial libros.com.

Ahora vienen días de mucho trabajo. Después de que la editorial reciba el manuscrito, hay que revisarlo y empezar las correcciones. Tienen que cazar erratas, maquetar el texto y dejarlo todo listo para imprenta.

Todo esto tardará un tiempo, pero te iremos informando de todos los detalles de la edición. Aunque si todo avanza bien, en junio podría estar el libro en tus manos.

Te quiero recordar que los beneficios de los autores irán íntegramente a la investigación contra el cáncer gracias a nuestro compromiso de donación con la Asociación Española contra el Cáncer.

Puedes seguir la evolución del libro en la página dedicada a ello.

Juan Carlos Calderón

Los autores y autoras del libro Política en Serie donarán sus beneficios de las ventas a la Asociación Española contra el Cáncer

gráfico libro

La campaña de crodwfunding para publicar el libro ‘Política en Serie’ ha sido todo un éxito. En diez días conseguimos todos los apoyos necesarios para que fuera una realidad y, en estos momentos, a solo dos días de acabar, estamos de lleno en el reto de lograr 300 mecenas para regalar una lámina de la portada a todos los que han respaldado el proyecto.

La campaña, mis compañeros, la editorial… Ha sido una experiencia fantástica estos 30 días pero necesitábamos dar un paso más y el acuerdo con la Asociación Española contra el Cáncer (AECC), a través de la delegación provincial de Málaga, para donar todos los beneficios de las ventas por parte de los autores y autoras a este colectivo, ha puesto la guinda al pastel.

Por tanto, es un aliciente más para contribuir a una causa social y disfrutar de una obra de extraordinaria actualidad, que estamos convencidos de que no defraudará a nadie.

Los fondos que correspondan a los autores irán íntegramente a investigar contra el cáncer. Podíamos haber elegido cualquier otra asociación pero la AECC por su fantástica labor y por su implantación nacional nos pareció una opción más que acertada.

Estas aún a tiempo de apoyar este libro en el que encontrarás capítulos tan sugerentes como ‘De asesores a guionistas. Del war room a la pantalla’, ‘Lo personal es político’, ‘La política hecha por mujeres’, ‘El Ayuntamiento en la pequeña pantalla’, ‘Eventos políticos en las ficciones televisivas’, ‘La retórica religiosa y su representación televisiva’, o tan de actualidad como ‘Los pactos en las series’, ‘El lobby en la pequeña pantalla’ y ‘New Media y política: teoría, práctica y técnicas’.

Además, en esta campañas tendrás la suerte, si llegamos a los 300 mecenas, que con tu apoyo recibirás en casa, junto, al libro, la lámina de la portada creada por el ilustrador Óscar Giménez.

En el siguiente enlace tienes toda la información del libro y la forma de apoyarlo.

Si eres mecenas, GRACIAS; si no, te animo a ser parte de este proyecto.

Juan Carlos Calderón

Claves para una mejor comunicación pública

Foto: Leon Yaakov

Foto: Leon Yaakov

Recupero este post publicado en mi anterior blog el pasado mes de julio de 2015 en el que ofrezco tres claves para una mejor comunicación pública.

“Con una comunicación efectiva, todos los servicios son más demandados, conocidos y valorados por la comunidad y, en consecuencia, resulta mejor considerada la gestión del gobierno”. Empiezo con esta cita de Rafael Reyes Arce, reputado consultor mexicano, que se puede simplificar en la siguiente fórmula: mejor comunicación = mejor opinión.

E irremediablemente esa mejor comunicación en el gobierno e instituciones públicas que acaban de constituirse en las últimas semanas pasa por apostar, de una vez por todas, por la profesionalización de un área vital para mejorar la calidad democrática y el servicio que se presta al ciudadano – también para asegurar la reelección- aunque muchas veces sigue estando infravalorada.

Una profesionalización que debe, en primer lugar, contar con políticos –y con sus máximos asesores- que consideren la comunicación como un área estratégica de la institución y no como un simple gabinete de prensa. Esa sin duda es el gran error que cometen muchos ayuntamientos e instituciones públicas en España. Hoy en día la audiencia, el cliente, el target –llámese como se quiera- no solo consume información municipal de los medios de comunicación.

Son una parte importantísima todavía pero no ya omnipresente. Por tanto, la primera clave para comunicar bien es considerar la comunicación como un área estratégica y como tal establecer un plan de comunicación, un documento escrito, basado, por supuesto, en una buena investigación.

Hay que conocer a nuestros clientes para poder cubrir sus demandas, consiguiendo de esta forma una mejor valoración de la gestión municipal. Y eso solo se hace invirtiendo en investigación. Algunos lo ven como un gasto innecesario, pero a la larga, supone un gran ahorro para las arcas públicas, conociendo qué quieren los ciudadanos y centrándose en esos aspectos demandados.

Además, otro error es que muchos gobiernos solo ven la comunicación a corto plazo y no como una manera de hacer evolucionar a la institución, independientemente de quien la gobierne.

Para ello es necesario, como señalé anteriormente, elaborar un plan estratégico de comunicación de la administración a largo plazo, desterrando el cortoplacismo, que al final, redundará en un mejor servicio a los ciudadanos, target clave del gobernante.

Comunicación interna y Redes Sociales

Dentro de ese plan hay otras dos cuestiones claves –una que tiende a olvidarse y otra que está de moda- que completan las tres cuestiones que quiero analizar en este artículo.

La primera es la comunicación interna, un departamento en manos normalmente de recursos humanos que en el caso de las administraciones públicas se debería potenciar más. Es un área poco explotada y que bien gestionada podría generar importantes sinergias para los gobiernos.

Mantener motivados a los trabajadores de una empresa, o en este caso de una institución pública, solo puede reportar resultados positivos tanto para el ciudadano como para los gobernantes. Y al final todos salen ganando.

Por tanto, establecer una estrategia que aborde seriamente las necesidades y demandas de este departamento debería ser una de las prioridades de todo gobierno en materia de comunicación y de recursos humanos.

Por último, la cuestión que está de moda –frívolamente hablando- son los nuevos canales de comunicación directa que imponen las nuevas tecnologías, en concreto las redes sociales o la web institucional.

La administración –en este caso el gobernante- ya no depende exclusivamente de los medios para llegar a sus potenciales clientes –ciudadanos-. Las tecnologías permiten un contacto directo y facilita las gestiones y tramitaciones y ahora también las relaciones y conversaciones con funcionarios y con los dirigentes de cada una de las instituciones.

En este sentido, recomiendo a las administraciones pensar como las empresas e invertir en estos departamentos para potenciarlos, porque la realidad y el negocio se lo imponen.

Por tanto es el momento de invertir, con personal cualificado –ya sea a través de contrataciones o reciclado de empleados- y herramientas que acerquen más a la administración con el administrado. Y eso también es tarea de la comunicación.

Las instituciones no pueden quedarse atrás y deben evolucionar a lo que demanda la sociedad. El que no lo asuma o no crea en estas claves se está poniendo una venda en los ojos y fracasará en la fórmula descrita al principio: + Comunicación = + valoración.

‘Política en Serie’, ¿por qué tienes que apoyar este libro de comunicación?

Portada Política en SerieBienvenido/a a mi nueva weblog:

Con este post inauguró una nueva ventana a la que te podrás asomar regularmente para conocer reflexiones y novedades sobre el mundo de la comunicación pública y política. Y su estreno coincide con uno de los proyectos más importantes de mi carrera profesional: La campaña del libro ‘Política en Serie’.

Diez días ha necesitado este proyecto para convertirse en realidad. Casi dos semanas de crowdfunding en el que hemos participado doce consultores políticos de la mano de la editorial Libros.com.

Están siendo unas jornadas vibrantes, dignas de cualquier campaña electoral, y con la satisfacción de haber logrado el desafío principal: La publicación del libro en el que participo como uno de los doce coautores con el capítulo ‘¿Asesores de ficción?’.

En mi episodio analizo los perfiles de diferentes spindoctors que asesoran a los políticos de la pequeña pantalla y realizo una comparación con las características que tienen los asesores del mundo real.

Compartir publicación con colegas tan prestigiosos como Inma Aguilar, Toni Aira, Eli Gallardo, Ignacio Martín Granados, Xavier Peytibi, María Vázquez Lorca, Santiago Castelo, Fernando Cuñado, Begoña Gozalbes, todos reunidos por los coordinadores de la obra, Julio Otero y Diana Rubio, compañeros y amigos andaluces, es un lujo que pocos pueden disfrutar.

Estamos viviendo una campaña de crowdfunding muy intensa y apasionante, en la que más de 200 mecenas (entre ellos destacados nombres propios de la consultoría política como David Rédoli, Antoni Gutiérrez Rubi, Daniel Eskibel, Carlos Souto, Jorge Moragas, Carmen Beatriz Fernández u Oswaldo Ramírez) nos han brindado ya su confianza -concepto clave en política en estos momentos- y a los que quiero particularmente agradecer su aportación. No van a ver defraudadas sus expectativas cuando les llegue el libro a casa.

A pesar de lograr el objetivo principal, nos hemos marcado, gracias a la editorial y a Raúl Gil, que nos está acompañando y apoyando magistralmente en todo este proceso, el reto de llegar a 300 mecenas.

Si estás leyendo este post y eres mecenas: GRACIAS; si aún no lo eres, no solo descubrirás un libro escrito por expertos y técnicos en comunicación política, también contribuirás a una causa social porque todo el dinero que corresponda a los autores se donará íntegramente a una asociación benéfica. Es nuestro compromiso y por eso también te pido tu ayuda.

Apoya este libro en el que encontrarás capítulos tan sugerentes como ‘De asesores a guionistas. Del war room a la pantalla’, ‘Lo personal es político’, ‘La política hecha por mujeres’, ‘El Ayuntamiento en la pequeña pantalla’, ‘Eventos políticos en las ficciones televisivas’, ‘La retórica religiosa y su representación televisiva’, o tan de actualidad como ‘Los pactos en las series’, ‘El lobby en la pequeña pantalla’ y ‘New Media y política: teoría, práctica y técnicas’.

Además, en este campañas tendrás la suerte que con tu apoyo recibirás en casa, junto, al libro, la lámina de la portada creada por el ilustrador Óscar Giménez (@oscargimen).

En este enlace tienes toda la información del libro, cómo apoyarlo y lo mejor de todo: Dos de sus capítulos para que puedas leerlos (‘De asesores a guionistas. Del war room a la pantalla’, de Toni Aira; y ‘La política hecha por mujeres’, de María Vázquez Lorca.

Juan Carlos Calderón

Todo comunica

¿Hablamos?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR